Skip to navigation menu Skip to content
Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Diabetes Insipidus in Children

Diabetes insípida en los niños

¿Qué es la diabetes insípida en los niños?

La diabetes insípida (DI) es una afección causada por la insuficiencia de la hormona antidiurética (ADH, por su sigla en inglés). También conocida como vasopresina. Es la hormona que ayuda a los riñones a mantener la cantidad correcta de agua en el cuerpo. A esta afección también se la conoce como "diabetes del agua". Esto se debe a que, al igual que en la diabetes, la deficiencia de ADH produce grandes volúmenes de orina. Pero, a diferencia de la diabetes mellitus, la micción frecuente no se debe a un nivel alto de azúcar en la sangre.

La ADH controla la cantidad de agua que hay en la orina que producen los riñones. Una pequeña glándula ubicada en la base del cerebro llamada hipotálamo segrega esta hormona. Se la almacena en la hipófisis (también conocida como glándula pituitaria) y luego se la libera en el torrente sanguíneo cuando es necesario. La ADH reduce la cantidad de agua que los riñones transforman en orina. Esto ayuda a prevenir la deshidratación. En las personas que tienen diabetes insípida, los riñones extraen demasiada agua de la sangre. Esto hace que el cuerpo produzca una gran cantidad de orina diluida, lo que causa sed. La ADH también afecta a la concentración de sodio en la sangre. Cuando la ADH es baja o no funciona correctamente, aumenta la concentración de sodio. Esto es responsable de algunos síntomas de la DI.

Existen 4 tipos de la enfermedad:

  • Diabetes insípida central. Cuando se tiene este tipo, no se produce o no se segrega suficiente ADH. La mayoría de las veces, esto se debe a daños al hipotálamo o a la hipófisis. Normalmente las causas incluyen lesiones cerebrales, tumores y trastornos genéticos atípicos.

  • Diabetes insípida nefrogénica. Cuando se tiene este tipo, los riñones no responden con normalidad a la ADH. La mayoría de las veces, esto se debe a medicamentos o a trastornos crónicos. Algunos trastornos genéticos pueden afectar los riñones desde el nacimiento. Otras causas de los problemas renales incluyen insuficiencia renal, anemia de células falciformes y enfermedad renal poliquística.

  • Diabetes insípida dipsogénica. Su causa es un problema de la capacidad de su hijo para percibir la sed. Esto lleva a que el niño esté anormalmente sediento y beba mucho líquido. Su hijo produce entonces más orina.

  • Diabetes insípida gestacional. Ocurre durante el embarazo y suele desaparecer después del nacimiento del bebé. Puede reaparecer si se embaraza nuevamente.

¿Cuáles son las causas de la diabetes insípida en los niños?

La diabetes insípida puede ocurrir debido a las siguientes afecciones:

  • Un hipotálamo que no produce suficiente ADH

  • Una hipófisis que no libera suficiente ADH en la sangre

  • Daño al hipotálamo o a la hipófisis durante una cirugía o radioterapia

  • Lesión cerebral

  • Tumor cerebral

  • Tuberculosis

  • Obstrucción de las arterias que llegan al cerebro

  • Inflamación del encéfalo (encefalitis) o de las membranas que recubren el encéfalo y la médula espinal (meningitis)

  • Sarcoidosis 

  • Herencia familiar

  • Determinados medicamentos, como el litio

¿Cuáles son los niños que corren riesgo de tener diabetes insípida?

Un niño es más propenso a tener diabetes insípida si tiene una lesión en la cabeza, fue sometido a cirugía cerebral, tiene un tumor cerebral o enfermedad renal, o toma determinados medicamentos, como el litio.

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes insípida en los niños?

Los síntomas pueden presentarse de manera diferente en cada niño. Pueden incluir los siguientes:

  • Más sed que lo normal

  • Mayor cantidad de orina que lo normal o enuresis (se orina en la cama)

  • Deshidratación o descenso de peso

Los bebés con diabetes insípida pueden mostrar signos, por ejemplo, como los siguientes:

  • Irritabilidad

  • Dificultad para alimentarse

  • Retraso del crecimiento

  • Fiebre alta

Los síntomas de la diabetes insípida pueden ser los mismos que los de otras afecciones, como la diabetes mellitus. Procure que un proveedor de atención médica vea a su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la diabetes insípida en los niños?

El proveedor de atención médica le hará preguntas sobre los síntomas y la historia clínica de su hijo. Además, le preguntará sobre la historia clínica de su familia. Puede hacerle preguntas sobre la ingesta diaria de líquidos, la dieta y las evacuaciones intestinales y de orina de su hijo. Le harán una exploración física. También se le pueden hacer las siguientes pruebas:

  • Análisis de orina. Se puede usar una única muestra de orina para comprobar si está diluida o concentrada. Tal vez haya que recolectar la orina del niño durante 24 horas para controlar la cantidad que produce en un día.

  • Análisis de sangre. Se realiza para medir los niveles de sal (sodio) en la sangre.

  • Prueba de la sed. Se realiza en el hospital. Permite comprobar si la deshidratación ocurre mientras el niño no consume alimentos o bebidas.

  • Resonancia magnética de la hipófisis. En esta prueba se utilizan imanes grandes y una computadora para generar imágenes detalladas de los tejidos del cuerpo sin usar rayos X. Se hace para buscar problemas en el hipotálamo o en la hipófisis.

¿Cómo se trata la diabetes insípida en los niños?

El tratamiento depende de la causa. Generalmente, cuando se trata la causa, se trata la diabetes insípida.

El tratamiento puede hacerse con ADH sintética. Esta administrarse en forma de comprimido, inyección o aerosol nasal.

Además, su hijo debe beber abundantes líquidos. Esto es necesario para compensar la cantidad que el cuerpo perdió por el exceso de orina y para protegerlo de la deshidratación. Quizás deba controlar la ingesta de líquidos y la cantidad de orina que emite su hijo. El proveedor de atención médica de su hijo controlará con frecuencia la cantidad de sodio en la sangre del niño, para asegurarse de que la dosis del medicamento sea la correcta.

¿Cuáles son las complicaciones posibles de la diabetes insípida en los niños?

Si no se trata, la diabetes insípida puede causar problemas en un niño, por ejemplo:

  • Daño cerebral

  • Deterioro de la función mental

  • Hiperactividad

  • Períodos cortos de concentración

  • Crecimiento deficiente

  • Agitación

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a vivir con diabetes insípida?

La diabetes insípida puede ser temporal o permanente. Esto depende de la causa de la enfermedad. Cuando se trata la afección, un niño con diabetes insípida central puede llevar una vida plena y sana. Un niño con diabetes insípida nefrogénica puede llevar una vida relativamente normal si recibe la atención médica adecuada, en especial, si esta comienza apenas se presenta la enfermedad. Colabore con los proveedores de atención médica de su hijo para establecer un plan continuo a fin de controlar la afección del niño.

Cuándo debe llamar al proveedor de atención médica de su hijo

Hable con el proveedor de atención médica de su hijo si el niño bebe una gran cantidad de líquido y orina mucho.

Información importante sobre la diabetes insípida en los niños

  • La diabetes insípida es una afección causada por la insuficiencia de la hormona antidiurética, o ADH, por sus siglas en inglés. Esta ayuda a los riñones a mantener la cantidad correcta de agua en el cuerpo.

  • La ADH reduce la cantidad de agua que los riñones transforman en orina. Esto ayuda a prevenir la deshidratación. En las personas que tienen diabetes insípida, los riñones extraen demasiada agua de la sangre. Esto hace que el cuerpo produzca una gran cantidad de orina diluida, lo que provoca sed.

  • Hay 4 tipos de diabetes insípida: la central, la nefrogénica, la dipsogénica y la gestacional. Cada tipo tiene un efecto diferente y distintas causas.

  • Los síntomas pueden incluir sed y orina excesivas.

  • Es posible que a su hijo le hagan un análisis de orina, un análisis de sangre y una prueba de la sed.

  • El tratamiento puede hacerse con ADH sintética. Esta puede administrarse en forma de comprimido, inyección o aerosol nasal. Otros tratamientos incluyen medicamentos que ayudan al cuerpo a producir la ADH o a usar mejor esta hormona.

  • Si no se trata, la diabetes insípida puede causar problemas en el niño, como daños cerebrales, exceso de sodio y crecimiento deficiente.

  • Con tratamiento, un niño con diabetes insípida puede llevar una vida plena y sana.

Próximos pasos

Consejos para aprovechar al máximo la visita con el proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en claro la razón de la visita y qué quiere que suceda.

  • Antes de la consulta, anote las preguntas que quiere hacer.

  • En la consulta, anote el nombre de los diagnósticos nuevos y de todo medicamento, tratamiento o prueba nuevos. También anote las instrucciones que el proveedor le dé para el niño.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento y cómo ayudará a su hijo. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si su hijo no toma el medicamento, no se hace la prueba o no se hace el procedimiento.

  • Si su hijo tiene una cita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo de la consulta.

  • Sepa cómo comunicarse con el proveedor fuera del horario de atención. Esto es importante en caso de que su hijo se enferme y usted tenga preguntas o necesite ayuda.

Reviewed Date: --

Diabetes Insipidus in Children

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.