Skip to navigation menu Skip to content
Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Pyloric Stenosis

Estenosis pilórica

¿Qué es la estenosis pilórica?

La estenosis pilórica es un problema que causa vómitos intensos. Afecta a los bebés desde el nacimiento hasta los 6 meses. Por lo general, los síntomas empiezan en torno a las 3 a 5 semanas de edad. Puede provocar deshidratación. Esta afección es el segundo motivo más común de cirugías en los recién nacidos.

El píloro es la parte inferior del estómago que se conecta con el intestino delgado. Cuando hay estenosis pilórica, los músculos de esta parte del estómago se engrosan y se agrandan. Esta alteración anormal hace que el orificio pilórico se vuelve más estrecho. Como consecuencia, los alimentos no pueden pasar del estómago al intestino.

¿Qué causa la estenosis pilórica?

La estenosis pilórica es una anomalía congénita (defecto de nacimiento). Esto significa que su hijo nace con este problema.

Es posible que se trate de una afección hereditaria. Es una característica multifactorial. Es decir, puede deberse a muchos factores. Generalmente son tanto genéticos como ambientales.

La estenosis pilórica es 4 veces más común en los varones que en las mujeres.

¿Quiénes están en riesgo de padecer estenosis pilórica?

Es más probable que un niño tenga esta afección en los siguientes casos:

  • Toma determinados medicamentos por boca durante las primeras 6 semanas de vida. Estos medicamentos incluyen los antibióticos azitromicina o eritromicina.

  • Se lo alimenta con biberón muy pronto

  • Tiene antecedentes familiares de estenosis pilórica

  • Es un varón, en particular si es el primer hijo

  • Es blanco

  • La madre fuma

  • Es prematuro

  • Nace por cesárea

¿Cuáles son los síntomas de la estenosis pilórica?

El síntoma más común son los vómitos intensos y explosivos. Es un tipo de vómito diferente de regurgitar o de un eructo líquido. Se vomitan grandes cantidades de leche materna o de fórmula. Es posible que salga despedido a varios centímetros.

Y que parezca cuajado. Esto se debe a que la leche permanece en el estómago y no pasa al intestino delgado. El ácido del estómago la cuaja.

Otros síntomas pueden incluir lo siguiente:

  • Pérdida de peso

  • Tener mucho hambre a pesar de los vómitos

  • Falta de energía

  • Menos deposiciones (heces)

  • Estreñimiento

  • Heces frecuentes que contienen mucosidad

Con frecuencia, el bebé con estenosis pilórica tiene mucho hambre y quiere comer.

Algunos de estos síntomas pueden deberse a otros problemas de salud. Procure que un proveedor de atención médica vea a su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la estenosis pilórica?

El proveedor de atención médica del niño revisará su historia clínica. También examinará a su hijo. Es posible que el niño necesite que le hagan pruebas para diagnosticar la estenosis pilórica.

Análisis de sangre

Estas pruebas sirven para revisar si su hijo está deshidratado o tiene desequilibrios minerales.

Ecografía abdominal

En esta prueba se utilizan ondas sonoras para generar imágenes de los órganos internos y de la circulación de la sangre por varios vasos. También permite ver si los músculos del píloro se han engrosado.

Radiografías abdominales

Esta prueba permite obtener imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos del niño.

Serie gastrointestinal superior

Esta prueba permite ver los órganos que están en la parte superior del aparato digestivo de su hijo. Entre ellos, el esófago, el estómago y el duodeno. El duodeno es la primera sección del intestino delgado. Para esta prueba, su hijo tendrá que tragar bario. Es un líquido metálico que recubre el interior de los órganos. Permite que se vean en una radiografía. Luego el proveedor de atención médica del niño tomará una radiografía de estos órganos.

¿Cómo se trata la estenosis pilórica?

El tratamiento dependerá de los síntomas, de la edad y del estado de salud en general de su hijo. También, de la gravedad de la afección.

Los niños con esta afección tienen que someterse a una cirugía. Pero primero deben tratarse la deshidratación y los desequilibrios minerales. El agua y los minerales se pueden reponer mediante líquidos intravenosos.

Cuando el bebé ya no esté deshidratado, se le hará una cirugía. Su hijo necesitará anestesia. El cirujano hará un corte (incisión) pequeño encima del ombligo del bebé. O bien hará varias incisiones pequeñas en el abdomen. Luego el cirujano reparará el músculo pilórico.

El bebé permanecerá en el hospital por 2 a 3 días. La mayoría de los bebés se recupera rápido después de la cirugía. Es probable que al principio solo pueda tomar líquidos claros, como una solución electrolítica. Pero por lo general puede empezar a alimentarlo unas 4 horas después del procedimiento.

Es posible que el bebé siga vomitando varios días después de la cirugía. Esto se debe a la hinchazón cerca del músculo pilórico en el lugar de la cirugía. La hinchazón suele desaparecer al cabo de unos días.

La mayoría de los bebés ya puede alimentarse normalmente para cuando se les da el alta del hospital.

Por lo general, los bebés que se someten a una cirugía por esta afección no tienen problemas a largo plazo. La estenosis pilórica no suele resurgir.

¿Cuáles son las complicaciones posibles de la estenosis pilórica?

Esta afección puede producir deshidratación. Cuando los bebés vomitan con frecuencia, no reciben líquidos suficientes para satisfacer sus necesidades nutricionales. Con el vómito también se pierden los minerales que el cuerpo necesita. Estos pueden ser el sodio y el potasio. Los bebés que se deshidratan y que no obtienen minerales suficientes se enferman rápidamente.

Además, la estenosis pilórica puede provocar que baje de peso. Si el bebé vomita la mayor parte de lo que come, o todo, no aumentará de peso lo suficiente ni absorberá suficientes nutrientes para mantenerse saludable.

Cuándo debe llamar al proveedor de atención médica de su hijo

Llame de inmediato al proveedor de atención médica de su bebé si tiene vómitos intensos y explosivos.

Información importante sobre la estenosis pilórica

  • La estenosis pilórica es un problema que causa vómitos intensos en los bebes de hasta 6 meses. Puede provocar deshidratación.

  • Cuando hay estenosis pilórica, los músculos del estómago que se conectan con el intestino delgado se engrosan y se agrandan. Esta alteración anormal hace que el orificio pilórico se vuelva más estrecho. Como consecuencia, los alimentos no pueden pasar del estómago al intestino.

  • Los bebés con esta afección tienen que someterse a una cirugía para repararla.

  • Después de la cirugía, la mayoría de los bebés no tiene problemas a largo plazo a raíz de la estenosis pilórica.

Próximos pasos

Consejos para aprovechar al máximo la visita con el proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en claro la razón de la visita y qué quiere que suceda.

  • Antes de la consulta, anote las preguntas que quiere hacer.

  • En la consulta, anote el nombre de los diagnósticos nuevos y de todo medicamento, tratamiento o prueba nuevos. También anote las instrucciones que el proveedor le dé para el niño.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo esto ayudará a su hijo. También conozca los efectos secundarios y cuándo debería comunicarlos al proveedor de su hijo.

  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si su hijo no toma el medicamento, si no se hace la prueba o no se somete al procedimiento.

  • Si su hijo tiene una cita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo de la consulta.

  • Sepa cómo comunicarse con el proveedor fuera del horario de atención. Esto es importante en caso de que su hijo se enferme y usted tenga preguntas o necesite ayuda.

Reviewed Date: 07-01-2023

Pyloric Stenosis

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.