Please click here to read our COVID-19 policies and resources before your visit or appointment. X
Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Anemia in Children

La anemia en los niños

¿Qué es la anemia en los niños?

La anemia es un problema común en los niños. Alrededor del 20 % de los niños de Estados Unidos recibirán un diagnóstico de anemia en algún momento. Un niño con anemia no tiene suficientes glóbulos rojos en la sangre o hemoglobina. La hemoglobina es un tipo de proteína que permite a los glóbulos rojos transportar oxígeno a otras células del cuerpo.

Hay muchos tipos de anemias. Su hijo puede tener uno de estos:

  • Anemia por deficiencia de hierro.Se produce cuando un niño no tiene la cantidad suficiente de hierro en la sangre. El hierro es necesario para producir hemoglobina. Es la causa más común de anemia. 

  • Anemia megaloblástica.Ocurre cuando los glóbulos rojos son demasiado grandes por falta de ácido fólico o vitamina B-12. La anemia perniciosa es un tipo de anemia megaloblástica. En este tipo, hay un problema de absorción de la vitamina B-12, que es importante para producir glóbulos rojos.

  • Anemia hemolítica.Se produce cuando se destruyen los glóbulos rojos. Hay muchas causas diferentes, como infecciones graves o ciertos medicamentos.

  • Anemia de células falciformes.Se trata de un tipo de hemoglobinopatía, un tipo de anemia hereditaria con glóbulos rojos de forma anormal.

  • Anemia de Cooley (talasemia). Se trata de otro tipo de anemia hereditaria con glóbulos rojos anormales.

  • Anemia aplásica.Consiste en la incapacidad de la médula ósea para producir células sanguíneas.

¿Cuáles son las causas de la anemia en los niños?

Esta afección tiene 3 causas principales:

  • Pérdida de glóbulos rojos

  • Incapacidad de producir la cantidad suficiente de glóbulos rojos

  • Destrucción de los glóbulos rojos

La disminución de los glóbulos rojos o de los niveles de hemoglobina puede deberse a lo siguiente:

  • Anomalías hereditarias de los glóbulos rojos

  • Infecciones

  • Algunas enfermedades

  • Ciertos medicamentos

  • Falta de algunas vitaminas o minerales en la alimentación

¿Cuáles son los niños que corren riesgo de tener anemia?

Los factores de riesgo relacionados con la anemia incluyen los siguientes:

  • Nacimiento prematuro o con bajo peso

  • Vivir en la pobreza o emigrar desde un país en desarrollo

  • Leche de vaca en exceso

  • Alimentación baja en hierro, o en algunas vitaminas o minerales

  • Cirugía o accidente con pérdida de sangre

  • Enfermedades de larga duración, como infecciones o enfermedades renales o hepáticas

  • Antecedentes familiares de un tipo de anemia hereditaria, como la anemia de células falciformes

¿Cuáles son los síntomas de la anemia en un niño?

La mayoría de los síntomas de la anemia se deben a la falta de oxígeno en las células. Muchos de los síntomas no se presentan con la anemia leve.

Los síntomas más frecuentes son los siguientes:

  • Aumento de la frecuencia cardíaca

  • Falta de aire o dificultad para respirar

  • Falta de energía o se cansa con facilidad

  • Mareos, o vértigo, especialmente al pararse

  • Dolor de cabeza

  • Irritabilidad

  • Períodos menstruales irregulares

  • Ausencia o retraso de la menstruación

  • Dolor o hinchazón en la lengua

  • Palidez de la piel

  • Color amarillento en la piel, los ojos y la boca (ictericia)

  • Agrandamiento del bazo o del hígado

  • Crecimiento y desarrollo lentos o retrasados

  • Cicatrización deficiente de las heridas y los tejidos

Muchos de estos síntomas pueden deberse a otros problemas de la sangre o afecciones de salud.  La anemia suele ser un síntoma de otra enfermedad. Comunique cualquier síntoma al proveedor de atención médica de su hijo. Consulte siempre al proveedor de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la anemia en un niño?

Dado que la anemia es común en los niños, los proveedores de atención médica realizan exámenes de rutina para detectarla. Además, por lo general, no presenta síntomas. La mayoría de las anemias en los niños se diagnostican con estos análisis de sangre:

  • Hemoglobina y hematocrito. Con frecuencia, estas son las primeras pruebas de detección de anemia que se hacen en los niños. Permiten medir la cantidad de hemoglobina y de glóbulos rojos en la sangre.

  • Hemograma completo (CBC, por sus siglas en inglés).Un hemograma completo sirve para revisar los glóbulos rojos y los glóbulos blancos, las células que intervienen en la coagulación (plaquetas) y, en ocasiones, los glóbulos rojos inmaduros (reticulocitos). Incluye la hemoglobina y el hematocrito, así como más detalles sobre los glóbulos rojos.

  • Frotis de sangre periférica.Se analiza una pequeña muestra de sangre con un microscopio para ver si las células sanguíneas tienen aspecto normal.

Para obtener una muestra de sangre, el proveedor de atención médica insertará una aguja en una vena, a menudo en el brazo o la mano del niño. Es posible que se coloque un torniquete alrededor del brazo del niño para ayudar al proveedor a encontrar una vena. La sangre se extrae en una jeringa o en un tubo de ensayo. En algunos casos, se puede extraer sangre mediante un pinchazo.

Los análisis de sangre pueden causar una pequeña molestia mientras se introduce la aguja. Puede provocar algún moratón o hinchazón. Una vez extraída la sangre, el proveedor de atención médica retirará el torniquete, ejercerá presión sobre la zona y colocará un apósito.

Según cuáles sean los resultados de los análisis de sangre, es posible que a su hijo también se le realice un aspirado de médula ósea, una biopsia o ambos. En este procedimiento, se extrae una pequeña cantidad de médula ósea (aspirado) o tejido sólido de la médula ósea (biopsia con aguja gruesa). El líquido o tejido se examina para ver la cantidad, el tamaño y la madurez de las células sanguíneas o si hay células anormales. 

¿Cómo se trata la anemia en los niños?

El tratamiento dependerá de los síntomas, de la edad y del estado de salud general de su hijo. También, de la gravedad de la afección.

El tratamiento para la anemia depende su causa. Algunos tipos no necesitan tratamiento. Otros tipos pueden requerir medicamentos, transfusiones de sangre, cirugía o trasplantes de células madre. Es posible que el proveedor de atención médica del niño lo derive a un hematólogo. Este tipo de médico se especializa en tratar trastornos de la sangre. El tratamiento puede incluir lo que se detalla a continuación:

  • Gotas o pastillas de vitaminas y minerales

  • Cambios en la alimentación de su hijo

  • Suspensión de un medicamento que provoca anemia

  • Transfusiones de sangre

  • Trasplante de células madre

  • Cirugía de extirpación del bazo (muy poco frecuente)

¿Cuáles son las complicaciones posibles de la anemia en un niño?

Las complicaciones de la anemia dependen de su causa. Algunos tipos tienen pocas complicaciones. Pero otros tienen complicaciones frecuentes y graves. Algunas anemias pueden causar lo siguiente:

  • Problemas en el crecimiento y el desarrollo

  • Dolor e hinchazón en las articulaciones

  • Insuficiencia de la médula ósea

  • Leucemia u otros cánceres

¿Qué puedo hacer para prevenir que mi hijo sufra anemia?

Algunos tipos de anemia son hereditarios y no se pueden prevenir. La anemia por deficiencia de hierro, una forma frecuente de anemia, se puede prevenir asegurándose de que su hijo reciba suficiente hierro en su alimentación. Cómo hacerlo:

  • Amamante a su bebé si es posible. Obtendrá suficiente hierro de su leche materna.

  • Dele fórmula con hierro. Si su hijo toma fórmula, utilice una con hierro añadido.

  • No le dé leche de vaca hasta después del primer año de edad. La leche de vaca no tiene suficiente hierro. No se debe dar a los bebés hasta después de su primer año de vida, cuando ya comen otros alimentos de forma suficiente. La leche de vaca en exceso también impide que el cuerpo absorba el hierro. El hierro es necesario para producir glóbulos rojos nuevos.

  • Alimente a su hijo con alimentos con alto contenido de hierro. Cuando su hijo coma alimentos sólidos, elija aquellos que sean buenas fuentes de hierro. Entre ellos se encuentran los granos y cereales enriquecidos con hierro, las yemas de huevo, las carnes de res, las patatas, los tomates y las pasas.

¿Cuándo debo llamar al proveedor de atención médica de mi hijo?

Llame al proveedor de atención médica si nota que su hijo tiene cualquiera de los síntomas de la anemia. Y si su hijo no ha sido examinado para detectar la anemia, hable con el proveedor sobre el riesgo de que su hijo la tenga.

Información importante sobre la anemia en los niños

  • La anemia es un recuento bajo de glóbulos rojos o un nivel bajo de hemoglobina. Es un problema común en los niños.

  • Hay muchos tipos de anemias diferentes. 

  • Los factores de riesgo para los niños son nacer prematuros, vivir en la pobreza, tomar demasiada leche de vaca, tener una alimentación baja en hierro y padecer ciertas enfermedades crónicas.

  • Los casos leves no suelen presentar síntomas. Pero los síntomas más comunes incluyen la frecuencia cardíaca acelerada, falta de aire, falta de energía, mareos, dolor de cabeza e irritabilidad.

  • El tratamiento de la anemia depende de su causa.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con el proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en claro la razón de la visita y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le da para el niño.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo esto ayudará a su hijo. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si su hijo no toma el medicamento o si no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si su hijo tiene una visita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo esta.

  • Sepa cómo comunicarse con el proveedor fuera del horario de atención. Esto es importante en caso de que su hijo se enferme y usted tenga preguntas o necesite ayuda.

Reviewed Date: 08-01-2021

Anemia in Children

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.